Free cookie consent management tool by TermsFeed

Visítanos y descubre nuestra tienda física

INICIO

PARA ELLOS

PARA ELLAS

PARA PAREJAS

El pegging es una práctica sexual que se puede realizar en distintas dinámicas de intimidad: Desde juegos roles hasta en sexo grupal. Consiste en usar un arnés especial para penetrar a la otra persona. Incluso, existen todo tipo de diseños que se adaptan a los gustos más exigentes.

El término fue usado por primera vez por el columnista Dan Savage en 2001. Desde hace décadas ha despertado la curiosidad de parejas en todas partes del mundo. Para empezar en el pegging, es imprescindible la comunicación directa y dejar de lado toda clase de prejuicios.

En este artículo conocerás todo sobre el pegging. Expondremos las formas en las que puedes realizarlo, y los consejos básicos que debes considerar para disfrutarlo al máximo.

¿En qué consiste el pegging?   

El pegging es la práctica de penetrar a una persona usando un dildo y un arnés que se puede comprar en algún sex shop . Aunque el término es bastante nuevo, se cree que es una forma de placer bastante antigua y que se puede practicar en todo tipo de parejas: heterosexuales, homosexuales, pansexuales, etc.

En efecto, el pegging se puede realizar de todas las formas posibles: Hombres heterosexuales penetrando a sus parejas, entre mujeres, entre hombres, en orgías o mujeres y personas con vulva que penetran a otros hombres o mujeres. No hay limitaciones de género y sexualidad.  

Su propósito principal consiste en experimentar la relación sexual desde la perspectiva de la otra persona. Generalmente, la persona con el rol pasivo en la relación, es la que usa el arnés para penetrar a su pareja.

¿Cómo funciona?  

Para realizar el pegging es indispensable contar con un arnés y un dildo. Aunque los dildos son los más comunes entre el público también pueden usarse vibradores que se adapten al gusto de la pareja. Por otra parte, el arnés empleado se debe poner alrededor del cuerpo, y vienen con distintos números de correas, incrustaciones, colores, etc.

Este tipo de arnés es muy parecido al que se usa en los deportes de escalada, pero varía un poco en el diseño. En las tiendas eróticas se conoce a este tipo de arnés como strap on. De forma informal, las personas se refieren a este como estrapón, cinturonga, o simplemente dildo con arnés.

Factores a tener en cuenta antes de iniciar el pegging  

El pegging parece difícil al principio. No obstante, una vez las personas involucradas pierden el miedo y cogen confianza, se vuelve una experiencia bastante placentera para la mayoría de parejas. Para tener éxito con esta práctica es imprescindible tener algunos aspectos en cuenta:

La comunicación es fundamental  

Para empezar, es necesario que la pareja (o demás personas involucradas) se abran mutuamente y expresen sus deseos e inquietudes. Un error común es dejarse llevar sin dejar todo claro antes de empezar. Esto es completamente contraproducente.

Podéis tener una conversación tranquila, unos días antes de intentarlo por primera vez. Además, se deben establecer ciertos límites y buscar juntos información complementaria para que estéis mucho más preparados.   

CERO vergüenza  

Es comprensible que el pegging genere pudor y miedo en algunas parejas (sobre todo en las heterosexuales). No obstante, es necesario desprenderse de los prejuicios y los estereotipos que impiden que millones de personas en el mundo vivan su sexualidad al máximo.

Sí, un hombre heterosexual también puede sentir placer si es penetrado por una pareja mujer.

Asegúrate de comprar el material necesario   

Existen todo tipo de arneses y dildos que puedes usar para el pegging. Encontrarás opciones con todo tipo de formas, texturas e incluso colores. En este punto es necesario que ambos os pongáis de acuerdo para escoger el que consideréis más adecuado.

No es necesario que con el primero sea suficiente. Podéis probar distintos diseños hasta encontrar el que sea perfecto. Recuerda comprar en tiendas eróticas fiables como la nuestra.  

La lubricación y la higiene  

Otro aspecto importante es la lubricación. No olvides comprar un lubricante para estimular la zona y prepararla para la penetración (sobre todo si es el ano). Además, es necesario mantener el entorno muy limpio y realizar duchas anales. Por supuesto, hay que mantener todos los juguetes y elementos en el mejor estado posible.

Si hay accidentes, no te preocupes, es absolutamente normal. Procura mantener toallitas húmedas cerca.

Es algo nuevo para ambos, debéis proceder con tranquilidad  

En el momento de la penetración, se debe controlar la respiración y tomarlo con calma. Hay que intentarlo las veces que sea necesario para causar la menor incomodidad posible.

Si es la primera vez que eres penetrado/a, descuida, es normal que sientas dolor al principio. Poco a poco te darás cuenta que es una experiencia muy placentera (pueden intentar distintas posiciones).

No siempre resulta bien a la primera  

Cualquier tipo de penetración puede resultar incómoda si no se tiene la práctica. Incluso, muchas mujeres pueden sentirse un poco inseguras las primeras veces que son penetradas vaginalmente. Por esta razón, debes tener en cuenta que, aunque las primeras veces pueden ser complicadas, pueden seguirlo intentando hasta que se sientan cómodos.

“¿Tiene beneficios para la pareja?” Por supuesto que sí   

El pegging también tiene varios beneficios que se pueden experimentar a corto y largo plazo:

  • Fortalece la comunicación y la confianza en la pareja.
  • Cuando la mujer es la que penetra a su pareja hombre, se vuelve un ejercicio de empoderamiento y confianza increíble.
  • Cuando el hombre es penetrado (sea heterosexual u homosexual) experimenta una estimulación de la próstata muy placentera.
  • Permite dar un giro a la dinámica sexual habitual. Incluso, es una buena forma de iniciarse en el amplio mundo del erotismo y los juguetes sexuales.
  • Se pueden encontrar dildos y arneses de todos los colores, texturas y formas.
  • Es una práctica perfecta para desprenderse de prejuicios y estereotipos de género que habitualmente sabotean todas las dinámicas de pareja (sean sexuales o no).

Como puedes ver, el pegging es una forma de placer y reconocimiento íntimo que puedes disfrutar bastante. Procura seguir todos nuestros consejos y comprar los elementos que necesitas para pasarlo al máximo.